Home Staging Virtual

En una entrada de blog que hice en su momento, y que podéis leer aquí, ya hablé del home staging, por decirlo de algún modo, convencional. El home staging convencional es aquel en el que las acciones que se realizan para potenciar al máximo las cualidades de una vivienda se ejecutan en la misma propiedad. Para entendernos de manera sencilla, si hay que pintar las paredes se tira de brocha y pintura, si hay que amueblar se ponen muebles y si hay que limpiar se utiliza la escoba y la fregona.

Pero en este blog mi intención es relacionar las nuevas tecnologías con el sector inmobiliario (lo que se conoce como proptech). Y por ese motivo en esta entrada os quiero hablar del home staging virtual. Este home staging tiene el mismo objetivo que el convencional (potenciar al máximo las cualidades de una vivienda para atraer el máximo de visitas posibles y reducir el tiempo en el cual esta está en venta) siendo su ejecución diferente. Todo se hace mediante ordenador y usando determinados softwares. Y solo, en determinadas ocasiones, se necesita ir a la propiedad físicamente para tomar las fotografías que nos servirán de base para realizar ese home staging virtual.

 

¿Cuándo utilizar el home staging convencional y cuando el virtual?

Para responder a esta pregunta hay que hacerse dos preguntas más: ¿Existe la vivienda? Y si es así ¿Está amueblada?. Las respuestas a estas preguntas nos ofrecerán tres opciones diferentes.

La casa existe y está amueblada.

Aquí la mejor opción siempre es recurrir al home staging convencional. En función de la necesidad y del presupuesto disponible se puede realizar una intervención profunda o un simple lavado de cara.


Proyectos de Eva Jurado Estudio de Interiores (www.evajuradoestudiodeinteriores.com)

 

La casa existe y no está amueblada.

En este caso las dos opciones son validas y el escoger una u otra dependerá del presupuesto que se tenga. Lo ideal siempre será realizar un home staging convencional ya que, de este modo, la casa estará amueblada incluso cuando se visite físicamente (algo que no ocurre en el home staging virtual).

Pero amueblar una casa por completo supone una inversión considerable. Por ese motivo tal vez sea mejor opción amueblar la vivienda de manera virtual. ¿Cuál es el resultado? Pues puedes ver algunos ejemplos realizados por VirtualPort360.



Este home staging virtual se puede hacer tanto en imágenes 2D convencionales como en imágenes 360º. Tiene la ventaja de que la biblioteca de muebles disponibles es amplia y los costes se reducen son mucho, pero mucho más reducidos.

 

La casa no existe

Aquí no hay vuelta de hoja. El único home staging posible es el virtual. Esta situación nos la solemos encontrar cuando se va a construir una vivienda y se quiere mostrar esta antes de poner el primer ladrillo. De esta manera se capta la atención de posibles compradores y se reducen los plazos de venta. Es lo que comúnmente se llama render o infografía 3D.