Marketing para inmobiliarias

Comprar una vivienda es una de las decisiones más importantes que puede tomar una persona a lo largo de su vida. Llegado ese momento, muchos son los factores que condicionan la decisión final.

Hay factores que se pueden cuantificar y nos sirven para comparar, como pueden ser el precio de la vivienda o los m2 de la misma.

Pero hay otros que van más por la vertiente de las emociones. Factores que no se pueden cuantificar pero que tienen un peso muy importante a la hora de tomar una decisión.

La lista de casas en venta es amplía, y tenemos que tener claro una cosa: el comprador solo visitará la casa físicamente si primero esta le ha gustado virtualmente. Es decir, primero realizará una búsqueda online para informarse y filtrar la información para finalmente quedarse con unas cuantas opciones que se ajusten a sus necesidades. Y ya, con estas casas finalistas, contactará con la inmobiliaria o el vendedor para seguir avanzando en el proceso de compra.

Por eso, a continuación, vamos a detallar que herramientas son útiles tanto para captar la atención del comprador en un primer momento, como para mantenerlo ilusionado y seguro de su decisión conforme vaya avanzando en esta proceso que es comprar una casa.

 

Fotografias

Realizar las fotografías de la casa con la cámara del móvil o con una cámara convencional sin realizar después una postproducción adecuada es el primer fallo que se comete. Y la cosa empeora cuando se toman las fotos sin realizar una puesta a punto de la casa.

Lo primero es abrir persianas, encender luces, quitar objetos personales o de aseo, ordenar y si es necesario limpiar. Una vez hecho esto, empezar a tomar fotografías con criterio teniendo en cuenta encuadres, composiciones, etc.

Las fotos se tienen que tomar pensando que después van a ser editadas. No hablamos de un retoque que tergiverse la realidad, pero si de un retoque que potencie la imagen de la casa.

Nuestro consejo: Si no tienes un buen equipo fotográfico y no sabes editar con programas de retoque, olvídate de realizar tú mismo el reportaje fotográfico. Contrata un profesional porque el reportaje fotográfico es lo primero que entra por la vista. Unas fotos poco atractivas ahuyentan a cualquier comprador.

Fotografias con drone

Si, tenemos Google Maps para que el comprador vea como es la parcela. Pero esto es lo mismo que realizar las fotografías con la cámara del móvil: un error.

Mediante un drone obtenemos fotografías exteriores de la casa y la parcela con mayor calidad y mejor definición, pudiéndose observar detalles que con Google Maps es imposible.

A esto hay que añadir lo comentado anteriormente: las fotografías siempre, siempre, siempre hay que editarlas para obtener imágenes que transmitan sensaciones agradables al comprador.

Nuestro consejo: ¿Tienes un drone? ¿Tienes la licencia de piloto para volar el drone (obligatorio para profesionales)? ¿Sabes retocar imágenes? Si has contestado a todo que sí perfecto, puedes hacerlo tú mismo. Pero si no es así, visita el listado de pilotos autorizados en tu zona en esta lista y contrata a un profesional para que haga este trabajo.

Tour Virtual

Las fotografías están bien para un primera toma de contacto, pero si queremos recibir más información del lugar un tour virtual se hace imprescindible.

  1. Un tour virtual permite al comprador visitar la casa desde el sofá de su casa y pasar en ella todo el tiempo que necesite, sin prisas y con toda la tranquilidad del mundo. Ir de un lugar a otro, salir, volver, etc.
  2. Un tour virtual abre la casa 24 horas, 365 días al año permitiendo al comprador visitar la casa tantas veces como necesite y en diferentes momentos.
  3. Un tour virtual permite al comprador ver hasta el mínimo detalle de la casa (ese que se pierde en la fotografía 2D porque ahí todo no cabe); aportando seguridad al comprador ya que le despeja cualquier duda que este pueda albergar.
  4. Un tour virtual interactivo aporta información de la vivienda más allá de lo meramente visual. Mediante links, textos, videos, etc. que forman parte del tour virtual, el comprador recibirá información de la casa como pueden ser las marcas de los electrodomésticos o la calidad de los acabados entre otras cosas.
  5. Un tour virtual es una herramienta de marketing adaptada a los nuevos tiempos y a la generación tecnológica. Esa que ha crecido rodeada de nuevas tecnologías, que está acostumbrada a recibir la información de manera visual y que en un futuro cercano (por no decir ya presente) serán la mayoría de compradores.
  6. Un tour virtual permite visitar la casa mediante gafas de Realidad Virtual y hacerte sentir como si estuvieses allí mismo. ¿Algo muy lejano? Para nada, la venta de este tipo de visores está creciendo exponencialmente y muy pronto se convertirá en un gadget más de las casas.

Nuestro consejo: ¿Tienes una cámara 3D o una cámara 360° que te permita realizar tours virtuales? Si no es así, contacta con un profesional que te aconseje sobre las opciones existentes.

 

Planos

Una vez se ha captado la atención del comprador con las fotos, el tour virtual, etc. y si el precio de la misma se adapta a su presupuesto, este decidirá visitar la casa en persona.

Si llegamos a este punto es que el comprador tiene autentico interés en comprar la casa y es aquí donde entra en juego (si no había hecho anteriormente) otra herramienta muy útil que ayuda a tomar la decisión final: un plano.

Aunque con el tour virtual hemos aportado información al comprador bastante real sobre las dimensiones de los espacios, con el plano está información se ajusta al cm.

Con un plano, el comprador imagina cómo organizar la casa. Si esta necesita reforma que posibilidades tiene, si los muebles que tiene le caben en la nueva casa, etc. Con un plano logramos que el cliente comience a fantasear y a verse viviendo allí, y eso es estar lo más cerca posible de que tome la decisión de comprar esa casa.

Nuestro consejo: Medir una casa para dibujarla posteriormente requiere su tiempo y ciertos conocimientos en programas de diseño. Todos podemos coger un metro o un laser y tomar medidas pero ya no tantos son capaces de traspasar esas anotaciones a un programa de diseño que nos permita digitalizar el plano.

Si no tienes los conocimientos o el tiempo que requiere, contrata a un profesional.

 

Conclusión

De todas las herramientas comentadas anteriormente, es difícil valorar que recurso se hace imprescindible y cual no. Desde nuestro punto de vista todo es necesario.

Tal vez se pueda sacrificar el reportaje fotográfico si se realizar el tour virtual y viceversa. Pero consideramos que mejor que sustituir una cosa por otra, es utilizar los dos recursos ya que se complementan perfectamente.

En resumen, y desde los diferentes puntos de vista de las personas que intervienen en una operación como es vender una casa, las ventajas cuando se ofrecen estos servicios son:

El vendedor: Le encanta comprobar que la inmobiliaria en la que ha confiado para vender su casa, utiliza todas las herramientas disponibles para que eso ocurra. Reafirma su decisión de que la inmobiliaria escogida es la correcta.

La inmobiliaria: Ofrece unos servicios extra y adaptados a los nuevos tiempos que la diferencian de manera positiva respecto otras inmobiliarias que no ofrecen estos servicios. Además, tiene más herramientas con la que convencer a los interesados en comprar.

El comprador: Tiene más información y eso siempre se agradece, y se tiene en cuenta, a la hora de tomar una decisión.

Suscríbete a nuestro newsletter y estarás informado de las últimas tecnologías aplicadas al sector inmobiliario


Espera un momento...

Gracias por registrarte!