Comprar un piso por internet ¿Es posible?

Comprar online todo tipo de productos se ha convertido en algo habitual en la mayoría de los hogares. Ante esto y pensando en el sector inmobiliario nos hacemos una pregunta: ¿Se puede comprar una casa completamente por internet? La respuesta es no, aunque solo por un pequeño detalle que explico a continuación.

Actualmente, la posibilidad de adquirir una vivienda a través de internet está limitada por un único requisito. Todavía es necesario realizar la escrituración de la vivienda en presencia de un notario (de momento). Pero exceptuando este trámite, el resto de las gestiones se pueden realizar perfectamente por internet. ¿Ejemplos? visitar la misma (de modo virtual) o incluso el solicitar la hipoteca para poder pagarla se puede hacer desde el sofá de casa.

 

¿Quién es el comprador online?

A modo anecdótico diré que, en España, la primera reserva real de vivienda por internet la realizó el fondo de inversión hispano suizo Stoneweg que adquirió una torre residencial de 25 plantas muy próxima a Paseo de la Castellana que pertenecía a Skyline. Este ejemplo está muy lejos de la idea de comprar una vivienda desde el sofá con el smartphone, aunque seguro que todo esto llegará en algún momento.

A nivel más terrenal, todo consumidor quiere ahorrar tiempo, dinero y preocupaciones en el proceso de adquisición de vivienda. Sabiendo eso y según los intereses de cada grupo de compradores, el proceso de compraventa puede requerir que la transacción se haga mediante procesos online o no.

No es lo mismo una pareja que quiere comprar una vivienda para vivir que un inversor que busca una propiedad para invertir. En el primer caso los compradores querrán tomar una decisión sobre el terreno, sentir esa vivienda, caminar por el entorno, ver a los vecinos. Su inversión no será especulativa y requerirán ayuda profesional en varias áreas, desde la financiera, hasta la legal y fiscal, pasando por búsqueda y selección de la propiedad adecuada, la inspección técnica y negociación con la parte vendedora. En este caso la venta cien por cien online no tiene mucho sentido.

En el caso del inversor priman más factores pragmáticos como el coste y la rentabilidad que otros factores más emocionales. La elección de la zona no atiende a situaciones personales del individuo, sino de las prestaciones para quienes demanden esa propiedad para alquilarla o para comprarla. En este caso la compra on line tiene más sentido ya que el inversor necesitará  únicamente conocer datos que le ayuden a determinar si es una buena inversión.

Un caso particular es el de un extranjero que compra para adquirir como segunda residencia una vivienda en zonas turísticas con el objetivo de disfrutarla en periodos vacacionales y de alquilarla el resto del año, para finalmente venderla revalorizada.

Cada vez que una promoción inmobiliaria de esas características empieza la comercialización, varias de las reservas proceden de inversores extranjeros que, habiendo analizado los datos básicos en internet (localización, características de la vivienda y del edificio/urbanización, precios de la zona, trayectoria del promotor), realizan la transferencia bancaria para asegurarse la operación, o incluso varias adquisiciones o lote de propiedades.

 

¿Qué posibilidades hay actualmente en el mercado?

En 2019, durante el evento inmobiliario SIMA celebrado en Madrid, se presentó una demo de cómo se podría ejecutar la compra online de una vivienda a través de una app. Esta aplicación permitía a las empresas inmobiliarias y promotoras ofrecer a sus clientes realizar visitas virtuales 3D de las viviendas, con un asesoramiento similar al que se tendría en una visita física con el comercial inmobiliario.

El impulsor de esta aplicación explicaba que el procedimiento era idéntico a comprar un billete de avión o reservar un hotel. Una vez que el usuario decidía cuál es la vivienda “de sus sueños”, el proceso era similar al de cualquier otra compra online. En primer lugar, después de añadir el inmueble a la “cesta” o “carrito de la compra”, había que depositar una señal (contrato de arras) a través de una trasferencia o por tarjeta de crédito. El dinero de reserva bloqueaba la vivienda seleccionada e impediría que otro usuario pudiese iniciar el proceso de compra de ese mismo inmueble.

El cliente conocería entonces las condiciones y plazos que debía aceptar para continuar con el proceso de compra de esa propiedad e insertar sus datos personales para realizar el contrato. Esta aplicación también incluía un área personal donde podía consultar los planos y/o el avance de obra de la vivienda que había reservado, entre otra información.

Con el uso de la firma electrónica encriptada, el contrato previo a la compra de la vivienda era válido a nivel legal.  También era necesario cumplir con la prevención de blanqueo de capitales durante la transacción. El usuario tenía que aportar cierta documentación que demostrase los ingresos que se destinarían a la operación de compraventa, cual era el estado civil del comprador, si ocupa un cargo público, etc.

Los portales inmobiliarios más importantes de este país (Idealista, FotoCasa, Habitaclia, etc.) evolucionan hacia ese camino que les permita realizar la venta de una casa por internet como si compraras una cámara fotográfica en Amazon. Incluso existen webs como Housfy que directamente elimina la figura del agente inmobiliario ofreciendo el caramelo al vendedor de que ahorrará en comisiones.

 

Como inmobiliaria tradicional ¿Qué debo hacer?

Las inmobiliarias tradicionales tienen que ser conscientes de que el sector avanza a pasos agigantados y que vamos hacia un sector más tecnológico y online. Todavía hay un número importante de personas que prefieren los métodos tradicionales, pero sería de inconscientes negar que este perfil de comprador cada vez será menor y que irá dando paso a un sector de la población más adaptada a la tecnología y que tiene otros métodos de consumir / comprar.

Las inmobiliarias se tienen que adaptar a este nuevo perfil y estar preparadas para cuando este decida comprar una casa. El objetivo es bien claro: Ofrecer la posibilidad al comprador de realizar todas las gestiones que se encontrará durante el proceso de compra de una casa via internet.

 

Facilitar la búsqueda de la propiedad

En el momento de comprar una vivienda, internet se convierte en el primer lugar de búsqueda para la mayoría de las personas. Los portales y webs inmobiliarios han sustituido al escaparate de las agencias inmobiliarias a pie de calle.

Estos sites inmobiliarios permiten acceder a un mayor número de inmuebles, ya que su catálogo no está limitado a un área concreta, como ocurre cuando buscas en una agencia física que tiene la oferta solo de una zona. Es muy importante contar con potentes buscadores y filtros avanzados que hagan mucho más sencillo encontrar viviendas con las características exactas que precisamos.

 

Aportar la mejor información posible de la propiedad

Para analizar en profundidad aquellas casas que se adaptan a nuestros criterios de búsqueda es muy importante la información que la inmobiliaria o el vendedor aportan de esa vivienda. Aquí bien vale el dicho “cuanto más azúcar, más dulce”. Cuanto más completa sea está información más posibilidades de éxito hay.

  • Ubicación, descripción y características detalladas de la propiedad.
  • Reportaje fotográfico.
  • Visita virtual.
  • Plano 2D de la propiedad.
  • Video de presentación de la vivienda y videochat interactivos(visitas asistidas remotamente).
  • Estado de la construcción (en obra nueva).

Además, es muy importante aportar información sobre la zona en la que se encuentra la propiedad.

  • Servicios de la zona, con imágenes y videos aéreos.
  • Estructura demográfica del vecindario.
  • Detalle de servicios que se encuentran alrededor (colegios, gimnasios espacios culturales, espacios verdes).
  • Tiempos de tránsito a puntos de interés desde la vivienda.

 

Ofrecer un comparador entre propiedades

Un buen sitio inmobiliario debe permitir realizar acciones que faciliten la toma de decisión del comprador.

  • Guardar propiedades como Favoritas.
  • Analizar varias opciones con Comparativa de propiedades.
  • Calcular el tiempo de los trasladosdesde/hasta la vivienda.
  • Alertas de nuevas viviendas similares y de precios rebajados.

 

Servicios extras a ofrecer

Las inmobiliarias deben poder ofrecer los siguientes servicios, de manera online, tanto al vendedor como al comprador de la vivienda:

  • Valoración inmobiliaria.
  • Inspección técnica de la vivienda y edificio.
  • Investigación, análisis y valoración de los aspectos legales, arquitectónicos, urbanísticos y tributarios.
  • Consultas legales y fiscales sobre qué implica la compra del inmueble.
  • Obtención de certificados como la tasación, la eficiencia energética, cualificación financiera.
  • Gestión de reformas y reparaciones, servicios de mudanza, alta de suministros, etc.
  • Gestión de ofertas y de la reserva.
  • Firma electrónica encriptada para el contrato de reserva online.
  • Pagos en entornos seguros.
  • Precalificación y trámites para la concesión de la financiación.
  • Histórico de peticiones de información y respuestas de la parte vendedora.
  • Estado de la oferta y reserva.

 

Conclusión

Estamos a un paso de poder cerrar el círculo de compraventa de vivienda online; llegará cuando toda la información que necesite el comprador esté bien detallada y se pueda gestionar el contrato privado y escritura pública en remoto (desde marzo de 2020 en algunos estados de Estados Unidos ya se puede hacer).

Llegado ese momento, el consumidor tendrá plena libertad de elección, pudiendo elegir entre realizar la compra directamente, o que le asesoren, tanto proptechs como asesores inmobiliarios que se sirvan de la tecnología para mejorar la experiencia de compra de su cliente.

La inmobiliaria tradicional deberá estar preparada para hacer frente a esas empresas globales ofreciendo el mismo servicio, pero contando con la ventaja de disponer a un sitio físico en donde reunirse en persona si así lo desea el cliente.

 

Información obtenida de los siguientes portales: Inmoblog. Property Trchnology y Housage

Suscríbete a nuestro newsletter y estarás informado de las últimas tecnologías aplicadas al sector inmobiliario

Espera un momento...

Gracias por registrarte!